Museo del Chocolate – Barcelona

El Museo del Chocolate es uno de esos lugares que nada más llegar piensas, ¿porqué no habré venido antes? Desde el primer momento, cuando al pagar la entrada te entregan un ticket comestible. En ese momento el Museo del Chocolate se convierte en el museo más dulce que jamás hayáis podido visitar.

Orejas de mariposa – Cuento Infantil

Orejas de mariposa es un cuento infantil ilustrado de la editorial Kalandraka, donde nos explica que tener las orejas grandes, el pelo rebelde, ser alto o bajo, flaco o gordo; hasta la característica más mínima puede ser motivo de parodia entre los niños.
Es necesario un libro que les demuestre a todos que tales comportamientos son reprobables.
Especialmente a los que son señalados por los demás, el mensaje que transmite este relato es que conviertan en positivo aquello que para otros sea motivo de mofa. Porque las características que nos diferencian hay que ponerlas en valor para que nos distingan como seres especiales y únicos.
Reconocer -e incluso reivindicar-la diferencia nos hace fuertes, aceptándonos como somos y reforzando nuestra personalidad.

Cucú-Tras – Libro Infantil

Cucú – Tras es un libro infantil que invita al niño a jugar al que quizás sea el primer juego que aprende: el “Cucú-tras”.

Le gustará observar las grandes ilustraciones de alegres colores y se divertirá levantando las solapas tras las que se esconden diferentes animales de granja. Un divertido libro infantil con solapas para que el niño descubra animales mientras juega al “Cucú-tras”.

Sorteo en PequeKids

Llegó el día del Sorteo…
Como ya comenté en el vídeo de la semana pasada, hoy día 8 de Mayo, haría un post dando pistas de lo que va haber dentro de la caja sorpresa, que posteriormente se sortearía.
Después de recibir varios comentarios, peticiones e ideas. Desde PequeKids hemos hecho una selección de las principales y os aseguro que el resultado os va a sorprender muchísimo!!

Visitar Peñiscola con niños.

Peñíscola es un lugar tranquilo y acogedor, ahora que aun no estamos en temporada alta. Además hemos aprovechado unos buenos días de sol, con lo cual los largos ratos de juegos, en la playa, han sido muchos.
La visita al castillo de Papa Luna, ha sido una de nuestras mejores salidas. Tengo que reconocer que tenéis que tener mil ojos, si vais con niños pequeños. No sólo por las múltiples escaleras (algunas de ellas bastante empinadas) que hay, sino porque el vallado de la muralla, no es que sea excesivamente alto, con lo cual hay que evitar acercarse. Pero una vez allí, las vistas son inmejorables. Poder ver el paisaje de Peñíscola, el mar y todo su alrededor, desde esa altura, es algo que aún conservo en mi retina. El aire puro, que se respira desde allí y sobretodo los detalles tan bien conservados del castillo. Es una pasada!