Como quitar el pañal fácil en tres días

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

TENDENCIA A QUITAR EL PAÑAL MUY PRONTO

Hay una gran tendencia a quitar el pañal muy pronto. Incluso antes de los 2 años. No nos damos cuenta del gran error que cometemos haciéndolo, ya que la primera pregunta que tenemos que hacernos es ¿nuestro hijo está realmente preparado?

Si que es verdad, que en torno a los 18 meses, un niño ya empieza a tener control de esfínteres, pero esto no puede confundirnos para quitar el pañal.

Hay 4 pasos que el niño tiene que controlar, de lo contrario no estará aún preparado para quitar el pañal.

1- Puede caminar.

2- Sabe sentarse y levantarse solo.

3- Sabe subirse y bajarse los pantalones sin ayuda.

4- Sabe decir pipi y caca (aunque confunda los términos uno por otro)

Si el niño, es capaz de hacer por si sólo, estas 4 acciones, estará preparado para quitar el pañal. Otro indicativo a tener en cuenta, es por ejemplo que notemos que el pañal le molesta e intenta quitárselo. Se siente incómodo cuando lleva el pañal húmedo y pide inmediatamente que se lo cambiemos. O incluso puede identificar el váter como lugar para hacer pis o caca. Si vemos que reúne cualquiera de estas características, es un indicativo de que su sistema madurativo ya empieza a estar preparado.

 

COGER UN FIN DE SEMANA LARGO

Es sumamente aconsejable cogerse un fin de semana largo, aprovechando que haya algún puente o empezando un viernes al medio día. Para poder llevar a cabo estos 3 pasos, hay que dedicar un tiempo exclusivo al pequeño, ya que habrán escapes, accidentes, entre otras cosas. Con lo cual hay que tener paciencia, sobretodo no rendirse y dedicarle tiempo.

 

¿CÓMO CONSEGUIR QUITAR EL PAÑAL EN TRES DÍAS?

¿Cómo conseguir quitar el pañal en tan sólo 3 días y no fracasar en el intento? Haciendo lo siguiente:

  • Día 1: Quitamos el pañal y dejamos al pequeño únicamente con la ropa interior y el pantalón. Cada 10-15 minutos le sentaremos directamente en el váter y estaremos acompañándole durante unos minutos. Evidentemente las primeras veces no hará nada dentro y por el contrario si que hará mucho fuera. Hacia el final del día, puede ser que consiga hacer unas gotitas, así que lo celebraremos mostrando nuestra alegría.

 

  • Día 2: Los escapes serán muchos menos que el día anterior, aunque seguirán habiendo. A diferencia del día anterior que lo sentábamos directamente en el váter cada 10-15 minutos, ahora puede pasar entre 20-30 minutos. El segundo día, ya si que empezará hacer algún que otro pis, aunque no todas las veces que se siente y evidentemente, seguirán habiendo fugas. Para hacer caca aun le costará un poco más. El segundo día se puede salir un ratito de casa, aunque no es aconsejable más de 1 hora. Y siempre y cuando se intente que haga algo de pis antes de salir. De todas formas es muy aconsejable llevarse una muda de recambio por lo que pueda pasar.

 

  • Día 3: A diferencia de los dos días anteriores que lo sentábamos cada 10-15-20 minutos, ahora ya no hace falta. Sólo hay que preguntarle si tiene pis. Si su respuesta es no varias veces, es aconsejable acompañarlo para que lo intente. Pero sobre el tercer día ya suelen controlarlo. Se podrá salir de casa algo más de tiempo que el día anterior, pero tampoco lo suficiente como pasar varias horas fuera.

 

NO VOLVER HACIA ATRÁS

En ningún momento hay que volver hacia atrás y colocar el pañal, sino, todo lo conseguido hasta el momento habrá sido perder el tiempo. Lo único que se va a conseguir es confundir al pequeño. No sabrá si finalmente tiene que hacer pis en el váter o en el pañal.

Hay que tener muy en cuenta que bajo ningún concepto habrán reproches ni regañinas, si tardan un poco más de lo esperado en hacer pis y caca dentro del váter.

Si lo hacen en otro lugar que no sea el váter, si que tenemos que mostrarles nuestra desaprobación pero no nuestro enfado. Aunque sea la décima vez que tenemos que limpiar. No pueden haber enfados. De la misma manera que cuando un niño está aprendiendo a andar y se cae, no le regañamos, porque entendemos que está aprendiendo y lo hace en contra de su voluntad. Pues lo mismo pasa cuando quitamos el pañal. Si se hacen pis o caca fuera, no será por fastidiarnos o por llevarnos la contraria, sino porque está aprendiendo a controlar sus esfínteres.

Normalmente un niño que física y psicológicamente está preparado, en tres días tendrá suficiente para controlarlo. Pero hay que tener en cuenta que cada niño tiene su ritmo. Por eso decíamos al principio que nosotros como adultos tenemos que verle preparado. De lo contrario por mucho que se siga la pauta de los tres días, de nada nos va a servir.

 

RETIRAR EL PAÑAL SÓLO POR EL DÍA

Y hay que empezar siempre de día. Para dormir por la noche, incluso la siesta hay que continuar poniéndole el pañal. Con el tiempo, ellos solitos “se lo acabaran quitando”. Llegará el día que controlaran tanto que el pañal estará completamente seco cuando se levanten.

Y para acabar, sólo comentar que es preferible quitarles el pañal en época de primavera-verano. Ya que así ellos mismos pueden ir más ligeros de ropa. Si se hacen pis encima (que se lo harán!!) no se sentirán tan incómodos y además la ropa se seca mucho antes, porque para lavadoras no se da a basto!

 

Os recomiendo el cuento ¿Puedo mirar tu pañal? Es perfecto para que los pequeños dejen el pañal. Podéis conseguirlo aquí

Puedes ver el post sobre ¿Puedo mirar tu pañal? aquí

Y aquí podéis ver el vídeo completo:

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Autor entrada: pequekids

Me llamo Lia, tengo 33 años, soy Educadora Infantil y madre por partida doble. En este espacio quiero plasmar un trocito de mi, pero sobretodo quiero dejar constancia de una gran parte de lo que envuelve a un niñ@ dentro de la educación infantil. Como es su perspectiva y todo aquello que le envuelve. Os invito a que leáis las entradas de este blog y también a que visitéis mis redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.