Los Tres Cerditos – Cuento Infantil

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

LOS TRES CERDITOS

Al lado de sus padres , tres cerditos habían crecido alegres en una cabaña del bosque. Y como ya eran mayores, sus papas decidieron que era hora de que construyeran , cada uno, su propia casa. Los tres cerditos se despidieron de sus papas, y fueron a ver como era el mundo y encontraron un bonito lugar cerca del bosque donde construir sus tres casitas.

El primer cerdito, el perezoso de la familia , decidió hacer una casa de paja. En un minuto la casita estaba ya hecha. Y entonces se fue a dormir.

El segundo cerdito , un glotón , prefirió hacer la cabaña de madera. No tardo mucho en construirla. Y luego se fue a comer manzanas.

El tercer cerdito , muy trabajador , optó por construirse una casa de ladrillos y cemento. Tardaría mas en construirla pero estaría mas protegido. Después de un día de mucho trabajo, la casa quedó preciosa. Pero ya se empezaba a oír los aullidos del lobo en el bosque.

No tardó mucho para que el lobo se acercara a las casas de los tres cerditos.

Hambriento , el lobo se dirigió a la primera casa y dijo:

– ¡Ábreme la puerta! ¡O soplaré y soplaré y tu casa tirare!.

Como el cerdito no la abrió, el lobo sopló con fuerza y derrumbó la casa de paja.

El cerdito, temblando de miedo, salió corriendo y entro en la casa de madera de su hermano. El lobo le siguió.

Y delante de la segunda casa, llamo a la puerta, y dijo:

– ¡Ábreme la puerta! ¡O soplaré y soplaré y tu casa tirare!

Pero el segundo cerdito no la abrió y el lobo sopló y sopló y aunque la casita de madera aguantó mucho más que la casita de paja, al final la casita se fue por los aires.

Asustados, los dos cerditos corrieron y entraron en la casa de ladrillos de su otro hermano. Pero, como el lobo estaba decidido a comérselos, llamó a la puerta y grito: – ¡Ábreme la puerta!

¡Ábreme la puerta o soplaré y soplaré y tu casa tirare! Y el cerdito trabajador le dijo:

– ¡Sopla todo lo que quieras, pero no la abriré!

Entonces el lobo sopló y sopló. Sopló con todas sus fuerzas, pero la casa ni se movió. La casa era muy fuerte y resistente. El lobo se quedo casi sin aire. Pero aunque estaba muy cansado, no desistía. Después de dar vueltas y vueltas a la casa y no encontrar ningún lugar por donde entrar, pensó en subir al tejado, trajo una escalera, subió a la casa y se deslizó por la chimenea. Estaba empeñado en entrar en la casa y comerse a los tres cerditos como fuera. Pero lo que el no sabía es que los cerditos pusieron al final de la chimenea un caldero con agua hirviendo. Y el lobo , al caerse por la chimenea acabo quemándose con el agua caliente. Dió un enorme grito y salió corriendo y nunca más volvió por aquel bosque.

Así los cerditos pudieron vivir tranquilamente. Y tanto el perezoso como el glotón aprendieron que solo con el trabajo y el esfuerzo se consiguen las cosas. Y enseguida se pusieron manos a la obra y construyeron otras dos bonitas casas de ladrillos y nunca más tuvieron problemas con ningún lobo.

 

A continuación os dejo una serie de productos por si queréis leer o explicar este cuento de forma divertida:

 

Libro: https://amzn.to/2JnWvmu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marionetas/Peluches: https://amzn.to/2HCNq3F

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Autor entrada: pequekids

Soy Lia, una madre por partida doble, que adora los juguetes de madera, los cuentos infantiles y todo lo que tenga que ver con el juego simbólico. Además me apasiona el mundo infantil y todo lo que lo envuelve. Vocación que además es mi profesión, ya que soy Educadora Infantil. Me encanta compartir todo el tiempo posible con mi familia, viajar, disfrutar, hacer planes juntos y sobre todo que ese tiempo, sea tiempo de calidad. En Peque&Kids podéis encontrar temas sobre Educación Infantil, viajes en familia, ocio y sobre todo cuentos infantiles y juegos educativos para vuestros pequeños. Si necesitáis asesoramiento sobre educación infantil o tenéis cualquier tipo de duda, no dudéis en contactar conmigo, que encantada os ayudaré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.