Lupita, la mariquita rica

LUPITA, la mariquita rica - Cuento Infantil

 

Cuento original de Almudena Orellana Palomares. Escritora del blog https://www.bosquedefantasias.com/

Lupita, era una mariquita que soñaba con volar sola hasta lo más alto, para distinguirse de los demás.

Tras la enorme herencia que le dejó su padre, Lupita se convirtió en la mariquita más rica de Pueblobichito, su humilde ciudad.

Al verse con tanto dinero, Lupita se volvió muy caprichosa. Tanto que incluso se cansó de andar y decidió invertir su fortuna en viajes, para al fin, conseguir lo que quería. Volar tan alto como ninguna otra mariquita lo había hecho jamás.

Subió en helicópteros, viajó en avión y hasta surcando el cielo en globo a Lupita se la vio. Siempre viajaba maquillada con enormes pestañas y ataviada con largos guantes de seda y un sombrero tan grande que se la veía a cien pies.

Pero pronto, Lupita empezó a necesitar a alguien con quien poder compartir todas las maravillas que había visto a lo largo de sus viajes. Recordaba con tristeza a sus amigas Críspula y Cristeta, con las cuales se pasaba horas enteras jugando y sobrevolando los arbustos espesos y radiantes en primavera. O a Serapio y su brillante mirada, que se posaba sobre sus pequeñas alas en los días más soleados. También echaba de menos a Pipe quien siempre le preparaba hermosas fiestas el día de su cumpleaños. De repente Lupita sintió una profunda tristeza que con su dinero no podía arreglar.

Decidió entonces poner sus patitas en tierra para ordenar todas aquellas ideas y recuerdos.

Y vagando de un lado a otro, llegó a un extraño lugar al que se dirigían muchas mariquitas de su ciudad. Se llamaba La Cueva del Suplicio. Era un sitio donde acudían la mayoría de mariquitas que no tenían nada, para empeñar lo poco que les quedaba, y así dárselo a los más necesitados.

Viendo a aquellas mariquitas luchar por no perder la sonrisa de los suyos, con su propio esfuerzo y sin ayuda de los demás, Lupita comprendió que no eran ellos los pobres, sino ella y se avergonzó de su codicia y su vanidad.

Lupita decidió en ese momento depositar en aquel lugar todo su capital. Incluidos sus guantes de seda y su gigante sombrero. ¡Quería ser como los demás!

Lupita había comprendido al fin que no por volar más alto se encontraba la felicidad.

Así que regresó a Pueblobichito, su humilde ciudad. Ahora al reencontrarse con sus amigos si que estaba contenta. Estos se alegraron mucho de verla.

Lupita volvió a recuperar su sonrisa y les prometió que nunca más se alejaría de ellos.

Autor entrada: pequekids

Detrás de Peque & Kids, estoy yo, Lia. Junto con mi marido y mis dos hijas pequeñas. Este blog nace con la idea de compartir nuestros viajes, actividades y tiempo de ocio, con otras familias que tengan niños. Así que en Peque & Kids encontraréis muchas actividades y planes que nosotros mismos vamos haciendo y queremos compartirlo con vosotros. Así cuando llegue el fin de semana o esas vacaciones tan esperadas no tengáis que poneros a buscar. En definitiva, en este blog encontraréis varios recursos para que paséis tiempo en familia y sobretodo que ese tiempo, sea tiempo de calidad ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.